cómo trabajar con más de una agenda

Cómo trabajar con más de una agenda y sacarle partido en 2018

¡Qué fácil es juntarse en estos meses con más de una agenda!

Aunque a la hora de la verdad ¿cuál usas? ¿Te da rabia que siempre haya alguna que se quede vacía?

Pues no te agobies. Te voy a explicar cómo trabajar con más de una agenda de un modo útil e imaginativo.

 

 

Basado en hechos reales

 

Te voy a contar lo que me pasó hace unos años y te aviso que la historia se repite. Este mes me junto con varias agendas.

Entre noviembre y diciembre compré una agenda. La escogí a mi gusto en el sentido que prefiero las de vista semanal. La tapa era negra y muy sobria.

Estaba deseando estrenarla.

Antes de Navidad pasé por un quiosco y vi que una revista regalaba una agenda con una tapa preciosa. No me resistí.

Y ya iban dos.

Después de Navidad me encontré blogs que decían que con el número del mes siguiente de tal revista iban a regalar una agenda. Todas las bloggers estaban entusiasmadas. Era la agenda de moda.

Y también cayó.

Un día aparece en mi mesa una caja. Era un regalo. ¿A qué no sabéis que contenía? Sí, otra agenda. Con tapas acolchadas, grande y muy pro.

A estas agendas les tenemos que añadir las que no usé el año pasado. 

A veces he pensado si no tenía un problema de fetichismo con las agendas. ¡Por favor! Qué triste sería. 

Este año no pasaría como todos. Ya sabes empiezo una, la dejo, me paso a otra y al final la agenda más bonita se queda sin usar y acaba llena la más fea que es la que menos pena me da escribir en ella.

¡Nunca más!

Es el momento de aprender cómo trabajar con más de una agenda y ser más productivo.

 

Cómo trabajar con más de una agenda

 

Sé que mucha gente ya no usa el papel, les va más el rollo virtual. Pero a mi me encanta escribir mis tareas, así veo las cosas más claras. Estaré un poco caducada o no sé.

El tema es que aquel año me propuse que jamás volvería a dejar una agenda vacía. Entonces hice una lista escribiendo los posibles usos de una agenda y aquí te los dejo.

 

Posibles usos de una agenda

 

Usa una agenda para cada aspecto de tu vida. Es decir tener una agenda de trabajo, agenda personal, agenda del blog…

Veamos:

 

  • Agenda diario: puedes usar tu agenda como un diario, donde anotar lo más significativo de ese día.
  • Agenda de objetivos, tareas, metas y retos: Es interesante usar una agenda para planear de manera estratégica la evolución de tu blog.

Porque una cosa son las tareas del día a día y otra los retos, metas y objetivos que te den un toque de calidad. Anota tus objetivos, divídelos en tareas y repártelos en tu agenda.

 

Como diario de:

  • Gratitud: Esto está muy de moda fuera en Estados Unidos. Consiste en escribir cada día, según lo que te ha sucedido, algo por lo que debes dar gracias.
  • Karma: Este me gusta más. Cada día debes escribir las cosas que has hecho bien, las que has hecho mal y las que debes mejorar.
  • Contabilidad: Puedes usarla para poner tus gastos e ingresos al día.
  • Comidas y ejercicio: Si tienes como reto cuidarte más usa una de tus agenda para programar tus menús diarios y la actividad física que quieres hacer.
  • Objetivos: Me encanta asignar a cada día un objetivo. Sí uno y sólo uno. O al menos uno en cada ámbito de mi vida: uno para mi trabajo, uno para mi vida personal.

A veces es raro trabajar así y otras difícil escoger uno porque nos creemos que podemos con todo. Pero asignar a cada día un objetivo te hace sentir muy feliz y da mucha energía para seguir avanzando.

 

¿Qué hacer cuando tienes más de una agenda?

 

Ya hemos visto los posibles usos de una agenda. Ahora vamos a organizar todas las que has juntado este año.

Decide cual usarás para cada cosa y anótalo en la primera hoja para acordarte.

 

Créeme. No es un engorro consultar más de una agenda al día, es una manera de tener todo bien organizado y ordenado.

El tener todo en una misma agenda no te va a asegurar ser más productivo e organizado. ¡Puede que incluso sea un desmadre!

 

Descubre que método de trabajo se adapta más a ti.

 

Ya te he enseñado cómo trabajar con más de una agenda, ahora te toca ponerlo en práctica. ¡Atrévete!

 

¿Eres cómo yo y te juntas con varias agendas? ¿Cómo las organizas? ¿Qué usos le das a cada una? ¿Eres de una agenda o usas más de una agenda para organizarte? Por favor, cuéntamelo en un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *